FANDOM


Alice 8

La reina y el rey de corazones y Alicia

En la entrada del jardín, Alicia encuentra a un trío de jardineros pintando un rosal. Los jardineros habian plantado un rosal blanco donde debía haber uno de color rojo, por lo que estaban pintando las rosas apresuradamente, antes de que la Reina descubra el error. Sin embargo, los Reyes de Corazones y su cortejo pasan por allí. La Reina, al descubrir la treta de los jardineros, ordena que sean decapitados. Luega hace que la comitiva vaya hacia donde se jugará al croquet, invitando a Alicia a participar en el juego.

Una vez en el campo, Alicia ve que el juego tiene características peculiares: en vez de bolas, se usan erizos; y en vez de mazos, flamencos. Tampoco hay arcos, pero en su lugar, los naipes se colocan en cuatro patas para marcar el curso del juego. Todo el mundo juega sin ningún orden,discutiendo continuamente, los erizos escapan cuando pueden, y la Reina de Corazones ordena que le corten la cabeza a todo el que se le pone por delante.

En medio del caos, aparece en el aire la cabeza del Gato de Cheshire, y Alicia se siente aliviada de poder conversar con alguien conocido. El Rey de Corazones se siente intrigado por el gato. La Reina, al ver al Gato, como era su costumbre, ordena que le corten la cabeza. El verdugo y el Rey se confunden terriblemente pues el Gato sólo ha hecho aparecer su cabeza y es evidente que no hay un cuerpo de dónde cortarla. Alicia sugiere que para aclarar la confusión, habría que preguntarle a la Duquesa que, al fin y al cabo, es la dueña del Gato. La Reina ordenó entonces traer a la Duquesa al jardín. Sin embargo, para cuando la Duquesa llega, el Gato ya ha desaparecido nuevamente.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.